Nuestro Espíritu


La familia Quillacao esta presente tambíen en las comunidades
de Quillabamba, siempre fomentando el desarrollo y crecimiento de la comunidad.





Quillacao nació de nuestra pasión por la alimentación nativa y saludable; el crecimiento sostenido de la gente que los produce, el compromiso hacia las personas que le dedican su trabajo y su vida, y de nuestro deseo de producir los más saludables y finos chocolates, y derivados de cacao sin cadmio.


Durante muchos años, la gran mayoría de agricultores que hoy cultiva cacao se vio limitada a la siembra de hoja de coca por ser la única opción para sobrevivir frente a precios injustos por sembrar alimentos sanos y nutritivos. Más adelante, en la década de los noventa, se introdujo un eficaz programa de cultivos alternativos a la hoja de coca, entre los que se encontraba el cacao, el café, el arroz, el maíz, entre otros. A partir de entonces, estos valientes agricultores decidieron convertirse en protagonistas de un gran cambio y empezaron a sembrar alimentos en sus tierras, logrando así transformar no solo sus vidas, sino el rumbo del país.
En Quillacao valoramos el trabajo de los agricultores del cacao chuncho y buscamos generar un impacto real en sus vidas y la de sus familias. Trabajamos de la mano con ellos, nuestros socios y la Cooperativa Agraria Alto Urubamba, aplicando políticas de precio justo y superior a un cacao híbrido, lo cual asegura que la especie chuncho se mantenga vigente frente a un mayor rendimiento del cacao hibrido, lo cual asegura un desarrollo sostenible y buenas condiciones de vida. El progreso de los agricultores de cacao chuncho es nuestro progreso y nuestro objetivos es potenciarlo en el Perú y el mundo.










100% Orgánico

El compromiso de Quillacao se extiende al medio ambiente y a la salud de nuestros clientes, por eso usamos ingredientes 100% orgánicos en la elaboración de nuestros chocolates.

El resultado se siente en su sabor astringente, con muy baja acidez encontrando notas de frutas y nueces como plátano, rosa o mango.